Seleccionar página

Zadar

Acaba de partir la última comitiva con alumnos Flip&Movie del IES Palomares, rumbo a Zadar, Croacia. Imagino la escena en el aeropuerto, siempre repetida: ilusión, nervios, cierta ansiedad de los padres. Allí los espera la amable delegación croata, un paisaje inigualable y un tiempo que, sin ser el de aquí, no está nada mal (17º-11º). Van los alumnos, además, muy bien acompañados por las profesoras Isabel López y Mª José Cornago, que me consta que llevan las mismas ganas que ellos. Imagino, también, el resultado de la experiencia: todo positivo.

Aún no hemos acabado y no es hora de hacer balance de estos dos años, pero sí podemos ir sacando algunas pequeñas conclusiones.

Esa abreviatura que aparece en el aparato de notas de muchos libros, Cfr., significa Confer, imperativo del latino Conferre (comparar). ¡Y no solo sistemas educativos! En los viajes Flip&Movie comparamos comidas, costumbres, horarios; comparamos la ropa, los chistes.

Creo que ahí ha estado la gran oportunidad que ha significado Flip&Movie, en el encuentro de distintos países de Europa realizando actividades con un fin común. En la constatación de que esas diferencias continuas eran nimiedades frente a todo lo que compartíamos. En poder aprender unos de otros.

Y de los alumnos, qué vamos a decir. Recuerdo que, en Pescara, en una de las actividades proyectaban discursos de los padres de la UE, Robert Schuman, Winston Churchill, etc. Pero ellos estaban recibiendo de primera mano y silenciosamente el mejor aprendizaje sobre Europa, que fue la posibilidad de hacer amigos (cómo lloraban en la despedida) de países vecinos, con otras lenguas y cultura, y les aseguro que les resultó de lo más sencillo.

Por todo ello, el programa Erasmus ha resultado una experiencia impagable. El esfuerzo organizativo que todas las delegaciones han realizado se vio, desde mi punto de vista, recompensado con creces. El IES Palomares siempre va a apostar por estas experiencias interculturales que tanto bien, creemos, están haciendo en nuestro alumnado.

¡Mucha suerte a la delegación palomareña en Zadar!:

 

  • Elena López Esteban
  • Lucía Enríquez Romero
  • Alvaro García Pérez
  • David Vega Abrante
  • Alvaro Quilchano Marco
  • Raquel Trigo Martín

Largo viaje y bienvenida en Zadar (Lunes)

Después de un largo y pesado viaje, aunque bien aprovechado con nuestro agradable paso por la hermosa ciudad de París, tras haber descansado nos despertamos en otra bella ciudad a orillas del Adriático, Zadar, que nos acoge cariñósamente, a la espera de muchas actividades por realizar y muchas cosas por aprender. Nos reciben primero en la biblioteca de la ciudad, en donde disfrutamos con cuentos e historias de su país representados con personajes que bailan al ritmo de distintas músicas a nuestro alrededor, también hacemos lecturas de libros de cada país en sus respectivos idiomas. Por la tarde, la acogida en la escuela en donde nos agasajan a cada delegación con regalos, acreditaciones en forma de originales corbatas a los participantes y el libro con el programa de actividades y las presentaciones de todos los alumnos. En el acto participan bailarines con trajes típicos de su país y un grupo de cantantes que nos sorprenden con sus bellas voces. En la imagen posan nuestros alumnos felices ante la calurosa acogida de croatas y el resto de delegaciones, ansiosos por la interesante aventura que les espera esta semana.

Segundo día en Zadar (martes)

¡Comienza el trabajo!, desarrollamos actividades que nos permiten conocer mucho mas de otros paises, de su historia y de sus habitantes, las realizan todos los alumnos, divididos en grupos pero mezclando nacionalidades, sumando esfuerzo y habilidades que en definitiva mejoran la comunicación y el conocimiento entre todos. Pasando luego a trabajar con la actividad del storytelling, en donde la creatividad de todos se pone en marcha para inventar historias a partir de elementos iniciales dados.

Conociendo la ciudad de Zadar (miércoles)

Hoy toca visita al Museo del cristal antiguo, vamos a conocer como se elaboraba el cristal desde el antiguo Imperio Romano del cual también formaba parte la actual Croacia, lo veremos en muchas de sus formas, pues tenía muchísimos usos como por ejemplo para guardar esencias y ungüentos medicinales. Veremos varias demostraciones en vivo sobre su manipulación a 1.200 grados de temperatura, que con mimo y destreza en manos del artesano es capaz de convertirse en las mas bellas obras de arte. Despues son los mismos alumnos los que manos a la obra decoran el cristal haciendo trabajar su imaginación. Mas tarde en una ruta por la ciudad vieja de Zadar, callejeando por sus calles llegamos al famoso órgano del mar, que nos deleita con su melodía interpretada por el movimiento continuo de las olas. Ponemos la guinda a tan agitado día con la búsqueda del tesoro, en donde nuestros alumnos corretean en pequeños grupos intentando descubrir los misterios de la ciudad.